• En Perspectiva

El origen de una guerra en el campo colombiano; Samuel Blanco Castellanos

La violencia bipartidista, el Frente Nacional y la política de seguridad continental de los Estados Unidos, están fuertemente relacionados en la gestación de un nuevo conflicto en algunos sectores del campesinado colombiano. Primeramente, la violencia bipartidista, que tiene su auge después del asesinato del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán, genera una fuerte polarización en el país entre liberales y conservadores. Esto llevaría a que muchos sectores de la sociedad colombiana resolvieran sus diferencias de afiliación política a partir de la violencia ya que se consideraba la mejor opción para ejercer una imposición ideológica, convirtiéndose más adelante en parte de la idiosincrasia del país. Como era de esperarse, en las zonas rurales del país, se originarían grupos ilícitos como los pájaros y los bandoleros, y otros apoyados por el Estado como la policía chulavita por parte de los conservadores, y las cuadrillas liberales por parte de los liberales. Estos tenían el objetivo de homogeneizar las regiones en las que actuaban, llevando a cabo actos delictivos en contra de la sociedad campesina como asesinatos, extorsiones, hurtos y persecuciones. Generando así que una gran cantidad de individuos del campesinado se levantara en armas para defenderse del conflicto, agrupándose y dando origen a los movimientos de autodefensa campesina.


Posteriormente, durante el Frente Nacional, con el objeto de dar fin a la problemática agraria, el gobierno expide una ley que liga al campesino a la tierra por medio de una parcelación en la que quedará endeudado el resto de su vida, es decir, esta reforma agraria se orientó inicialmente con el criterio principal de fomentar la producción y la productividad, antes que la distribución del ingreso y el desarrollo social en beneficio del campesinado. Esto generó que por parte de los grupos de autodefensa campesina surgiera una gran inconformidad, por lo que el gobierno, en vez de llevar a cabo un diálogo, prefirió emplear la fuerza militar y engendrar una nueva guerra.

Paralelamente, durante la guerra fría, la potencia estadounidense empezó a interiorizar una guerra en contra de “movimientos comunistas” al interior de algunos países de América latina, entre ellos Colombia. Se consolidó una política de seguridad continental de los EE. UU en la que se buscaba designar la defensa militar y la seguridad interna frente a amenazas de revolución y la inestabilidad del capitalismo basándose en las ideas anticomunistas. Lo anterior llevaría a que los Estados latinoamericanos como Colombia enfrentaran al enemigo interno, materializado en supuestos agentes locales del comunismo, lo que motivaría una persecución por parte del Estado en contra de todo movimiento influenciado por el comunismo. Es por ello por lo que los movimientos de autodefensa campesina, los cuales por suposición del Estado estaban “influenciados por el comunismo” en su totalidad, eran fuertemente atacados y perseguidos por las fuerzas militares, dándole aún más fuerza a esa guerra que se estaba desatando en el campo colombiano durante los años 50´s y 80´s.

6 vistas0 comentarios