• En Perspectiva

De la Vida Como Una Guitarra; Daniel F. Azuero

Actualizado: 1 de jul de 2020

Cuando tenía 9-10 años y empecé a tocar guitarra, para mi era lo mas horrible y repugnante del mundo, el tedio y el dolor físico que me generaba intentar hacer sonar el instrumento (que aumentaba con la constante exigencia de mi profesor de hacer cosas cada vez mas difíciles) me hizo querer dejar de tocar muchas veces, a veces me desesperaba tanto que simplemente me resignaba a un “esta vaina es imposible” y me frustraba mucho mas ver a mi hermano lograr todos los patrones y recibía las constantes felicitaciones.


Casi ocho años después, la música, y en especial la guitarra se volvieron un pilar esencial de mi vida, me ayuda a definir y a encontrarme, a despejarme, relajarme, pero al mismo tiempo concentrarme y estresarme, la guitarra me define. Y es que ese pedazo sofisticado de madera es hasta ahora la mejor definición que tengo de vida.


La guitarra, como la vida, tiene la versatilidad de ser tu peor enemiga y tu mejor amiga, tiene la capacidad de hacer que el tiempo vuele o que se detenga, te enseña que para lograr algo hay un proceso y que la meta nunca es fácil, pues como dice mi profesor, si fuera fácil todo el mundo vencería. Es frágil y tosca, fría, pero con mucho calor, ruda y predispuesta, caótica y sublime, imposible y sencilla, te domina tan tácitamente, que no puedes huir por mas que creas tener el control.


Lo más valioso que me enseñó ese objeto, es que la felicidad no es una búsqueda, ni debe ser el principal objetivo, si quieres ser feliz, ni la guitarra ni la vida con metas es el camino, las dos son crueles que te harán sufrir, el fin de todo es la satisfacción del camino, y la constante ansiedad y añoranza del progreso, propia del ser humano moderno.


La vida y la guitarra son dos musas que bailan un jazz en un bar nocturno, son un sentido carente del propio, ni un medio ni fin, ni mucho menos encasilladas, la guitarra y la vida no son, simplemente están. Lo más bonito, es encontrar cuál es tu guitarra, y tú decides que nota tocar.

8 vistas0 comentarios