• En Perspectiva

Sobre la nada; María José Flórez

Actualizado: 14 de ago de 2020

No pretendo explicarle al bombero como hacer su trabajo. Por lo que no pretendo explicarle a cada uno de ustedes, como sentir o existir y asimismo espero que ustedes no me indiquen cómo redactar mis columnas.

Pero hoy no supe qué escribir.

Me senté, le di cuerda a los pensamientos y lo que me devolvió fue una vasta nada.

Me levanté a prepararme un té, esperando que me diera algún pensamiento que sirviera de semilla, pero nada.

Un vacío universal.

Alimenté mis oídos con los sonidos que más le gustan.

Pero recibí un silencio ensordecedor.

Me volví a sentar.

Ni siquiera pensaba en negro.

Empecé a tomar el té.

Y su calor me dió una sensación de completud.

Entonces le pregunté por qué no quería colaborar en la escritura, pero no hubo respuesta.

Lo entendí como un acto caprichoso e incluso me incomodó la frustración.

Se molestó de vuelta.

Me acabé mi bebida y se desvaneció la sensación de completud.

Al rato se le pasó la inconformidad y por fin tuvo la fuerza suficiente de pronunciarse:

-“La molestia y la rabia, son el acto más caprichoso del ser humano”

No es que no quisiera escribir nada, es que estaba cansada.

Y la ausencia de pensamientos, fue inspirada por el vacío que sentía en el pecho.

Ayer estuvo bien, conversadora, positiva e inspirada.

Pero hoy no quería eso, tenía un espasmo de hábitos pasados que parecía imposibilitarle el movimiento habitual.

Sanar no es un proceso lineal (y eso no tiene nada de malo).

10 vistas0 comentarios
¡Suscríbete para no perderte ninguna publicación nueva!
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2020 En Perspectiva 

  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook Social Icon