• En Perspectiva

La Libertad; Daniel F. Azuero

Uno de los conceptos que más representa el estudio filosófico del ser humano, es la libertad. La libertad es un concepto que puede tener múltiples facetas, y sin duda alguna, es vital para entendimiento de lo que significa existir como sujetos.

La idea de un ser humano no se puede desligar de la condena a ser libre que tiene cada individuo, el hombre está condenado a ser libre.


Por consiguiente, es necesario cuestionarnos ¿Qué es la libertad? ¿De que modo soy libre? ¿Cómo ejerzo mi libertad? Intentare dar algunos vistazos y algunas anotaciones que nos permitan, si no responder las preguntas, lograr entenderlas.


Podríamos considerar la libertad como la capacidad de cada individuo de construirse a su propia voluntad. La libertad extrema seria poseer una independencia total de nuestra existencia; y la ausencia de libertad extrema, por lo tanto, es estar ligados eterna y totalmente a algo. Las dos situaciones son totalmente utópicas, de modo que nuestra existencia y nuestra relación con la libertad se encuentra en un amplio intermedio entre los dos extremos.


Jean Paul Sartre, considerado como el filosofo de la libertad, pensaba que la búsqueda y la lucha por la libertad, es la lucha por la propia humanidad. El hombre que se emancipa y rompe las cadenas lo que retienen, lucha por su libertad, y por lo tanto es un hombre que lucha por su humanidad. Sartre expone de una manera cruda y fascinante esta idea en el prologo del libro Los condenados de la tierra, donde analiza la relación entre colonizados y colonizadores. Pero por ahora no nos interesa esta relación, lo importante de acá, es ver como Sartre presenta a la libertad como necesaria para la realización del ser humano.


Pero la libertad debe entenderse también desde una materialidad. La posibilidad del sujeto de construir su esencia por medio de su libertad no es la misma en un niño que nace y crece en una familia pobre en un contexto deplorable, a un niño hijo de gente adinerada que creció perteneciendo a la elite de la sociedad. No es igual porque el primero va a estar condenado a perder. Ese es uno de los problemas a entender, la conexión entre la libertad y la materialidad es un análisis bastante difícil y amplio.


Sin embargo, la construcción de una sociedad es un claro ejemplo de la relación entre libertades. Un grupo, es la suma de libertades, la suma de sujetos que se ponen a disposición para cooperar entre ellos. Pero la idea de un grupo ideal, donde todos sus sujetos cumplen las ordenes de manera exacta es imposible, y aquí vuelvo a Sartre en decir que es imposible porque el hombre no puede dejar de ser libre. Y existe un momento donde el hombre se ve enfrentado a su libertad, donde la orden del grupo lo abandona y el depende solamente de el mismo. En esos momentos es donde mas somos humanos, cuando nos vemos enfrentados a la posibilidad de decidir; por eso es imposible hacer parte de una sociedad o de un grupo donde todos cumplan las normas armónicamente, porque no podemos dejar de ser libres, las normas nos abandonan pero nuestra libertad no.


Para concluir, Sartre nos dejó una de las frases mas importantes de la historia de la humanidad – Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de el –. Y de esta forma ejercemos nuestra libertad, porque llega un punto donde la grandeza del ser humano radica en revelarse con lo que intentan hacer de él. Y esta rebelión, como legitima acción de humanidad, se hace simplemente con poner patas arriba todas aquellas mentiras que nos venden como verdades. No conformarse con una existencia superficial y poner en duda lo que nos enseñan y nos imponen desde niños es la muestra perfecta de libertad, lo que nos hace más humanos.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo