• En Perspectiva

El Papel del Hombre En la Lucha Feminista; Daniel F. Azuero

Durante bastante tiempo, mientras navego en mis tiempos de ocio por las redes sociales, un tema constante que he logrado notar son las publicaciones sobre la lucha femenina contra la vulneración y discriminación que sufren. Y por el lado contrario, publicaciones que intentan burlarse de una forma caricaturizada de este tipo de manifestaciones feministas, varias veces en forma de “memes”. Cada vez que me encuentro publicaciones de estos tipos, intento analizar el verdadero mensaje que intenta dar, la intención final de esa publicación (que en el caso de los memes lo entiendo como simple humor), y el promotor del mensaje. En esta ultima me he dado cuenta de una clara tendencia a que las publicaciones que apoyan el feminismo son compartidas mayoritariamente por mujeres y las publicaciones del otro lado son compartidas mayoritariamente por hombres. Este punto me ha llevado a pensar una pregunta clave a resolver, sobretodo pensándome desde mi posición, como hombre. ¿Cuál es el papel del hombre en las luchas feministas? ¿Puede un hombre considerarse feminista?


Después de un tiempo de reflexión llegue a concluir que no es posible que un hombre sea feminista. El feminismo, como todas las luchas sociales surgen por la búsqueda de un cambio en las experiencias de vida de un grupo en particular. Esto significa que una lucha social como el feminismo surge de un grupo de personas que por una condición en común, han sufrido una seria de experiencias desagradables y que se juntan para lograr un cambio en esa problemática. Por lo tanto, una persona que no haya vivido aquellas experiencias de vida ya que no tiene esa característica en común con el grupo, es imposible que pueda hacer parte de aquel grupo. Aterrizándolo al feminismo, un hombre no puede ser feminista por el simple hecho de que no es mujer y no ha tenido las experiencias de vida que unen a las mujeres en esta lucha social.


Sin embargo, el que un hombre no pueda ser feminista no significa que debe ser ni sentirse ajeno a la situación, ni mucho menos optar por la indiferencia. El hombre, tiene un deber importante en todo esto. La lucha feminista no es una lucha ajena de la masculinidad, al contrario, en términos muy generales el feminismo busca la igualdad entre hombres y mujeres, y el fin de las discriminaciones y ataques sociales que sufren. Por lo tanto, el papel del hombre en las luchas feministas reside en la no indiferencia: (i) no creer que es “puro cuento” y que la discriminación a la mujer no existe, (ii) no creer que el feminismo busca el dominio de las mujeres y es el polo opuesto del machismo (iii) no deslegitimar los mensajes contra los feminicidios con frases como “a los hombres también los matan” (iv) no callar al ver ni normalizar actos de abuso y micromachismo que vemos a diario, etc.


Ser mujer en una sociedad como la Latinoamericana es muy difícil, somos la región con mas tasas de feminicidios y donde la desigualdad de genero es mas marcada. Las pocas oportunidades de ascenso social y altas discriminaciones en el mundo laboral junto con las tasas de violencia intrafamiliar hacen que la inseguridad que sufren las mujeres esté en todas las dimensiones sociales. Los hombres debemos ser más empáticos con esta situación, recurrir a la frase de “ponerse en los zapatos del otro” y comprender su situación, su lucha y su intención. De esa manera se podrá construir un mundo cada vez más justo y más igualitario.

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
¡Suscríbete para no perderte ninguna publicación nueva!
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2020 En Perspectiva 

  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook Social Icon