• En Perspectiva

Corta Genealogía del Liberalismo; Gastón J. Siegmund

No cabe duda, que el mundo en los últimos años ha estado dominado por las ideas que trajeron consigo los movimientos liberales de antaño. Las ideas de filósofos como Rousseau, Locke, Hobbes, y Montesquieu siguen siendo aplicadas en todos los ámbitos desde sociales hasta políticos. Lo que parece fascinante de todo esto, no es necesariamente como el movimiento y el pensamiento liberal ha cambiado, sino como hoy en día, el término ha adoptado diferentes definiciones para señalar ideas polarmente opuestas. Si le preguntas a la mayoría de las personas, ¿Qué es ser liberal? Seguramente las respuestas varían desde ser militante de partidos de Centro-Izquierda, ser progresista, una persona que cree en la libertad sin restricciones, entre otras definiciones, pero el liberalismo en si es un concepto tan grande, que para poder definir a que tipo de liberalismo uno se refiere al hablar, siempre se le suele incluir algún adjetivo acompañante, sea económico, político, o incluso prefijos como neo. Pero el Liberalismo va mucho más allá de ser una simple línea ideológica, sino que hoy en día presenta los cimientos para muchas de las ideas políticas fundamentales de nuestro mundo. Tanto los bandos de derecha e izquierda de nuestro mundo, de alguna manera están influenciadas por algún tipo de liberalismo sea este social, político o económico. Es precisamente, es impacto que ha tenido esta línea ideológica en el mundo, lo que me lleva plantearme el porqué es necesario entender más del liberalismo.

Sin duda alguna, los dos movimientos históricos que presentaron las primeras instancias del liberalismo fueron las Revoluciones ilustradas del siglo XXI, las influencias liberales en estos eventos, sin duda presentaron los fundamentos necesarios para las instancias de democracia, derechos, e incluso nuevos regímenes gubernamentales, que presentaron el statu quo de lo que sería el mundo moderno. Ideas como la Democracia, el Estado de Derecho, los Derechos Humanos y la igualdad jurídica, se desarrollaron y crecieron dentro del modelo liberal. Son precisamente estas herencias, las que han permitido que las personas tengamos la representación necesaria en nuestros sistemas del mundo.

El liberalismo sin duda presenta un fenómeno ideológico que rompió con muchos de los parámetros anteriormente conocidos. Incluso en este período histórico, podemos analizar dos acontecimientos contradictorios que fueron la dictadura de Robespierre y el imperio Napoleónico. Ambos se presentaron en Francia, pero son conocidos como las dictaduras liberales. Lo interesante de estos fenómenos, no fue solo la contradicción de la existencia de un régimen autoritario con un ideal liberal de fondo, sino que la combinación que tuvieron con el Nacionalismo presentó las primeras instancias de las diferentes tendencias liberales en el mundo. Es interesante ver, como el pensamiento liberal, hoy en día se ha vuelto una característica más que una tendencia ideológica como tal. El liberalismo hoy en día acompaña a las diferentes ideologías pasando a ser un complemento. Pero son precisamente estos movimientos históricos como el que resalté antes, los que empezaron el largo proceso para convertir al liberalismo en la ideología dominante del mundo moderno. Pero su estatus como ideología dominante es uno que es bastante peculiar, pues los partidos “liberales” hoy en día han llegado a un plano secundario en la política y los que han tomado el papel de liderazgo en la política, son los que tienen el ideal liberal dentro de su partido como una característica ideológica.

Probablemente los dos ideales liberales, que se han visto permeados en la política, son el liberalismo económico en partidos categorizados como de derecha, y el liberalismo social en partidos que han sido categorizados como de izquierda. Por una parte está el liberalismo económico, o liberalismo conservador. Esta ideología saca sus principales influencias de los escritos de Adam Smith, y se evolucionaron con la escuela económica austríaca. En el liberalismo conservador, se cree en un estado pequeño, que más allá de gobernar, debe ser el medio por el cual el humano logre realizar su libertad. El liberalismo conservador, durante los 80, sufrió un gran cambio que lo convirtió en el modelo Neo Liberal, donde los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido presentaron los primeros pasos para un nuevo modelo liberal, donde el mercado económico aún se mantiene bajo los estándares clásicos, pero el papel del estado en temas sociales crece un poco precisamente para proteger el sistema liberal. Por otra parte, está el liberalismo social. Este se basa en proteger la libertad social de los individuos frente al estado. En este modelo el rol del Estado, es mucho más pronunciado, pues debe ser este el que crea las políticas necesarias para proteger la libertad social de los individuos.

Es precisamente esta disparidad, la que nos ayuda a ver como el modelo liberal ha cambiado a través de los años. No solo su cambio, pero también como este ha llegado a ser uno de los modelos ideológicos más influénciales de nuestra historia. El liberalismo, presenta mucho más que una simple ideología, es el modelo que sin duda ha logrado dominar el mundo, ayudándonos a tener representación y libertades que nos han ayudado florecer como humanos. Por otra parte, el liberalismo económico presenta el modelo que nos ayuda a que el mundo pueda estar conectado en un orden económico. No cabe duda alguna de que el liberalismo, ha sido una ideología que ha ayudado al crecimiento humano de gran manera. Sin la existencia de este modelo, es altamente probable que el mundo sea un lugar muy diferente al que conocemos hoy. Es importante analizar que el liberalismo tanto para ambos lados, es lo que ha llevado a presentar los modelos de centro de los bandos políticos, pues en ambos hay ideas comunes en el momento de entenderlas. El liberalismo hoy en día, se encuentra sin duda atacado por diferentes modelos políticos en el mundo, ideas que desean volver a los proteccionismos económicos, y a incrementar el papel del estado en los medios. Pero seamos de izquierda o de derecha, no cabe duda que debemos defender el modelo liberal para poder seguir gozando de las cualidades que tenemos hoy en día en nuestro mundo.

50 vistas0 comentarios
¡Suscríbete para no perderte ninguna publicación nueva!
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2020 En Perspectiva 

  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook Social Icon